Twitter Facebook Pinterest Instagram Youtube

Cómo vencer a Mo Farah

Gana en todas las competencias ante toda clase de rivales. Su rendimiento en 10.000 metros en el Prefontaine Classic demostró que está en condiciones óptimas. En el encuentro atlético en Eugene, Farah logró su tercer mejor registro y el mejor del año a nivel global. No es esperable que haya marcas mejores en lo que resta de 2016. El plato fuerte de esta temporada son los Juegos Olímpicos y el británico buscará renovar sus oros.

En 5000 y 10.000 metros, todo se trata de una cosa: vencer a Farah.

Está invicto desde 2011, en certámenes continentales y mundiales. Cambian las circunstancias y los estilos de competencia, en todos los casos se mantiene como el primero en cruzar la meta. ¿Qué hay que hacer para vencer a Mo Farah? “Esperar a que envejezca” propone el italiano Renato Canova, entrenador de numerosas figuras del atletismo mundial. Sin embargo, los años pasan, los torneos se acercan y el británico sigue cosechando medallas de oro.
 
Si los rivales de Farah quieren superarlo en los Juegos Olímpicos, tendrán que pensar en otra estrategia más que esperar el paso del tiempo. Una alternativa es plantear una carrera rápida desde el comienzo, que genere un desgaste tal que impidan a Farah acelerar con toda su potencia en la vuelta final. La estrategia se implementó en el Campeonato Mundial de Atletismo de Beijing en 2015. En esa ocasión, si bien la competencia dejó mejores registros que en otras oportunidades (Farah ganó en 27:01.14), no varió en su ganador, con Kenia relegada a los escalones restantes del podio.
 
Confiar en una carrera conservadora y apostar por la velocidad final es una idea aún menos practicable, sobre todo cuando observamos que a la hora de rematar los metros finales Mo Farah corre en distancias de fondo con la potencia de de cierre de un mediofondista. Ninguno de sus rivales actuales puede hacerle sombra con esta estrategia.
 
La opción final es la más arriesga aunque potencialmente la más fructífera: hacer trabajo en equipo y sacrificar corredores. La estrategia es más propia del ciclismo que del atletismo. Implica apostar a todo o nada por un atleta y que el oro sea para el país. En el caso de Kenia, el trabajo podría estar orientado al talento de Geoffrey Kamworor, medalla de plata el año pasado en Beijing y una de las grandes estrellas keniatas. El plan incluye una posibilidad grande de fracaso, tanto por un error de ejecución como por las habilidades de Farah. Su entrenador, Alberto Salazar, sabe el corredor que tiene y lo prepara con astucia para conseguir sólo lo máximo. Hasta ahora le ha dado grandes resultados.
 
Será en agosto cuando veamos qué tiene para dar Mo Farah en Rio. Por lo pronto, mientras carga con la presión del favorito, se prepara con los objetivos claros. Y entretanto deja grandes resultados.
Resumen de su triunfo en el Mundial de Beijing 2015
 

Locos por correr Twitter 610

Locos por correr Facebook 610

Locos porcorrer Instagram 610

 

About Gustavo Oliveri

Maratonista. Productor de contenidos y columnista en Locos Por Correr RADIO y LocosPorCorrer.com - Traductor.

Posteos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *